Grupo Fisioterapéutico Integral.

Debido a las altas exigencias físicas y psicológicas de su trabajo, los músicos tienen un alto riesgo de desarrollar una variedad de problemas de salud.

Los violinistas y violistas a menudo sufren de alteraciones en la mandíbula, la espalda, cuello, hombros y  manos, los cuales pueden estar relacionados con el sistema nervioso o muscular. Los trastornos son causados por movimientos repetitivos, posturas inadecuadas y el estrés provocado por permanecer sentado durante mucho tiempo o cargar instrumentos.

Las principales causas de los trastornos musculoesqueléticos observados en instrumentistas son el uso excesivo, compresión del nervio y distonía focal; el dolor es el síntoma principal de lesiones por uso excesivo y los músicos que tocan instrumentos de cuerda son los más afectados. La relación entre los músicos y sus instrumentos es el punto principal del análisis ergonómico y biomecánico, mientras que la alineación postural es esencial, lo que lleva a las posiciones apropiadas del cuello y manos.

Los problemas musculoesqueléticos observados con mayor frecuencia en los músicos son: el uso excesivo (50%), la compresión del nervio o el síndrome de desfiladero torácico (20%), distonía focal (10%).

Los síntomas iniciales que aparecen con frecuencia son dolor en aproximadamente el 85% de los casos, sensación de ardor y cansancio, estos pueden surgir incluso después de un breve periodo de tiempo de actividad.

Los factores que predisponen a las lesiones son: aumento repentino de sesiones de tocar el instrumento, inadecuado régimen de ejercicio, hábitos incorrectos al tocar el instrumento, la falta de calentamiento y estiramiento de los músculos, las cuestiones técnicas del instrumento (fuerza o tensión excesiva), cambio de instrumento, la rehabilitación inadecuada de las lesiones anteriores, posturas y uso inadecuado del instrumento al tocar.

También son factores importantes las cuestiones de la variabilidad anatómica individual y relacionada con el género, el uso de sillas inadecuadas , la ejecución de las actividades “extramusicales” que producen tensión muscular, la calidad de los instrumentos utilizados y las condiciones de la habitación, con una iluminación tenue y la temperatura.

El repertorio se considera un parámetro crítico en relación con los niveles de fuerza y la presión producida durante la interpretación, la interacción con los accesorios añadidos al instrumento, como la barbilla. El factor de riesgo más influyente, sin embargo, se refiere al aumento en el tiempo de uso del instrumento y de los períodos de ensayo.

El violín y la viola requieren una posición de rotación del hombro externo extrema, la elevación y la constante supinación máxima del antebrazo izquierdo que puede llevar a la bursitis y tendinopatías de los músculos del hombro y del brazo. La consiguiente carga en los tendones de los músculos adyacentes al hombro puede causar lesiones por uso excesivo, y debe ser considerado que el brazo de elevación continua aumenta la presión intramuscular.

En la mano izquierda, los violinistas presentan alrededor del doble de lesiones que en la mano derecha, lo cual se deriva de la posición incómoda de la muñeca y dedos que se requiere para ejecutar los movimientos. Los flexores y extensores de la muñeca derecha se utilizan para el control del arco, los músculos del brazo derecho que mantienen la desviación ulnar de la muñeca, así como los extensores de dedos, pueden presentar también el síndrome de sobreuso.

Para el tratamiento de diversas lesiones se recomiendan modificaciones de la técnica incorrecta, cambios en los hábitos al tocar el instrumento, los períodos de descanso, la formación de posturas correctas, ejercicios y estiramientos frecuentes.

Es necesario advertir a los músicos de los síntomas iniciales y cómo se puede prevenir que la lesión empeore. La prevención es la mejor estrategia para tratar estas anomalías en los músicos, considerando las posturas incorrectas, métodos incorrectos y hábitos de estudio, el acondicionamiento del instrumento y el uso apropiado de los muebles no debe ser ignorado.

Bibliografía:

De Souza Moraes, GF., Papini Antunes, A. (2012) Muskuloeskeletal disorders in profesional violinist and violists. Systematic review. Acta Ortop Bras; 20(1): 43-7