Cefalea tensional

Las cefaleas (dolores de cabeza) son una de las causas más frecuentes de consultas médicas. Cuando se vuelven crónicas se convierte en un serio problema, repercutiendo en la calidad de vida.

La cefalea tensional se manifiesta como un dolor continuo, no pulsátil (golpea o pulsa) que rodea la parte alta de la cabeza frontal y occipital (nuca o base del cráneo).Afecta entre el 30% y 80% de la población con predominio en el sexo femenino, con una gran repercusión en la vida de los pacientes que manifiestan una disminución en su calidad de la misma, en el ámbito laboral como en el social.

Los factores desencadenantes son relacionados con la ansiedad, el estrés, la frustración, los trastornos del sueño, las alteraciones hormonales, exceso de cafeína, alto consumo de alcohol, fatiga o sobrecargas musculares, entre otros. Aproximadamente el 60% de las personas que la padecen tienen un episodio de cefalea tensional al mes, mientras que el 3% los sufre de más de 15 días en este mismo intervalo.

Se estima que la prevalencia anual de este mal con más de un episodio en 30 días es del 20 al 30%. La mayor parte de los pacientes que la experimentan son de sexo femenino (80%), de piel blanca (65%) y con una edad media de 40.7.

Tratamiento con Fisioterapia:

  • Técnicas miofasciales para liberar la fascia (tejido conectivo fibroso que está presente en todo el cuerpo, no sólo los músculos) y tejido muscular en zona craneal y cervical.
  • Tratamiento de puntos gatillo (pequeñas contracciones musculares que pueden ser dolorosas al tocarse) en occipitales y cervicales mediante terapia manual.
  • Técnicas de relajación muscular.
  • Análisis de disfunción en la ATM (articulación temporo-mandibular).