Grupo Fisioterapéutico Integral.

Imaginemos un panorama en el cual algún familiar practicando algún deporte cae, o se golpea con algo y aparece inmediatamente una lesión. Esto es muy común no sólo en el mundo deportivo sino en cualquier actividad que se lleve a cabo, cabe mencionar que el libre movimiento significa bienestar, sin embargo esto conlleva a lesiones generalmente del sistema musculoesquelético.

La atención inmediata a estas lesiones ayuda en gran medida a su proceso de regeneración tisular e incluso al tiempo de evolución generando un impacto para realizar un tratamiento en menor tiempo.

Cabe recalcar que un especialista de la salud debe de valorar la lesión: traumatólogo, fisioterapeuta o un técnico en urgencias médicas, esto debido a que durante el proceso de atención inmediata la mayoría de las personas tienen sus teorías de mejora personal.

Existen ciertas afirmaciones de gente que no es especialista de la salud o con conocimiento 100% empírico, como: “Se quita con cierta pomada”, “no sea chillón no tiene nada”, “vaya con el huesero de X pueblo”; que al final entorpecen la mejora de la lesión.

Lo que no toman en cuenta muchas veces estas personas es al mismo paciente que acaba de sufrir la lesión, el cual en ese momento tiene un dolor muy intenso y al escuchar diversas ideas no sabe cuál realizar. Por lo tanto hay 2 puntos importantes que se deben evaluar:

  1. NO APRETAR EL BOTÓN DE PÁNICO

La persona con dolor está preocupada en ese momento, si no conoces la lesión y ves inflamado o alguna otra cuestión que sobresalte como sangrado o fractura, lo mejor es tratar de apoyar a la persona. Evita comentarios como “uy ya valió tu pierna”, “conozco a alguien que le paso lo mismo y no volvió a ser el mismo”. El apoyo a la persona es fundamental.

  1. SI NO SABES SOBRE EL TEMA…OMITE TU OPINIÓN

Tal vez suene agresivo y más si uno lo que trata es de ayudar, pero lo ideal es que si tú  no eres un especialista de la salud y no se ha acercado a alguno, no utilices tu conocimiento empírico, ya que esto puede provocar una lesión. Si gustas ayudar, puedes llamar a alguien que los auxilie.

Una vez que se detecte el tipo de lesión es importante controlar la inflamación para que la lesión no se haga más grande de lo que es, por lo tanto la recomendación es la aplicación de frío, se plantean las primeras 72 horas de la lesión hasta las 96 horas. La aplicación debe ser durante 10-12min en un intervalo de 2 horas en lesiones agudas, sin embargo esto depende de la zona lesionada.

Por otro lado es importante colocar frío (mas hielo) a los 7min, sobre todo si el paciente no noto ningún cambio. Las contraindicaciones son la hipersensibilidad de frío, enfermedad de Raynaud, gripa o enfermedad de vías aéreas. Esto se recomienda únicamente en pacientes sanos, además de la compresión de la zona (venda) y la elevación de la misma, el reposo ya no es necesario, lo ideal es apoyarse de la fisioterapia para realizar cargas óptimas o movilizaciones de la zona lesionada, hay que tomar en cuenta que cada persona y cada lesión, reacciona diferente por el tipo de variables que se manejan como: edad, sexo, hábitos, raza, entre otras.

Acude con nosotros para una mejor orientación y mejora de tus lesiones.

Salud Integral… ¡Sólo en Nuestras Manos!